eToro

eToro
gana dinero

LastMinute

LastMinute
vacaciones de último minuto

sábado, 9 de diciembre de 2017

Mis vacaciones de princesa pobre


1


Lo pasamos muy bien en la Casa Danna Huatulco, un tres estrellas que combina la decoración típica mexicana con la modernidad sencilla europea. Yo quería un hotel que me quedara cerca de la playa porque no me gusta nada desplazarme por un país que tiene cierta inseguridad ciudadana. Este hotel está a 15 minutos a pie de la playa. 

La Casa Danna Huatulco ofrece una piscina al aire libre abierta todo el año y vistas al mar en Santa Cruz Huatulco, en la región de Oaxaca, a 1,4 kilómetros del centro de Huatulco/Crucecita (una zona que no conocía y que me dejó fascinada). Se proporciona Wi Fi y aparcamiento privado gratuitos a todos los huéspedes. Esto supone un importante ahorro. la wi fi de nuestra habitación funcionaba maravillosamente bien. 

Nuestra habitación tenía aire acondicionado y TV de pantalla plana. El aire acondicionado es muy necesario proque en esta ciudad mexicana te mueres de calor. No sé qué hubiera sido de mí sin aire acondicionado. Tuvimos también la suerte de que nos tocó una habitación con vistas a la piscina. Mi marido hubiera preferido que tuviera vistas a la montaña, pero a mí no me gustan las montañas. Prefiero asomarme a la ventana y ver a la gente disfrutando de la maravillosa piscina que tiene este hotel que está muy bien de precio. 

Nuestro cuarto de baño privado estaba equipado con artículos de aseo gratuitos y secador de pelo. Me llamó la atención que el secador de pelo no estuviera atado a la pared como en los hoteles españoles. En este hotel mexicano no deben temer a los ladrones. 

Os recomiendo este hotel. La Casa Danna Huatulco se encuentra a 7 kilómetros del parque nacional de Huatulco, a 1,1 kilómetros de la bahía de Santa Cruz y a 15 kilómetros del aeropuerto de Bahías de Huatulco, el más cercano y el aeropuerto por donde entramos y salimos nosotros con nuestras dos niñas. Mi marido quedó muy contento. Por eso no descartamos volver, pero de vacaciones. Nuestra estancia se debía a motivos de trabajo de mi esposo. Pero pudimos aprovechar para disfrutar la piscina del hotel, muy amplia y muy concurrida, y de las playas de los alrededores.




2


Marruecos es un país con mucho encanto por lo que tiene de cultura distinta a la nuestra que es mucho. También tienen mucho encanto mucho de sus hoteles. Nosotros estuvimos unos días en el Riad Abracadabra. Está en la medina de Marrakech, una zona muy visitada por los turistas, pero que conserva todo su magia original. 

Es un Riad perfecto para pasar unas vacaciones románticas. No admite niños. Cuando estuvimos nosotros sólo había una habitación libre; la nuestra. Tiene sólo ocho habitaciones. Son habitaciones decoradas con buen gusto que mezclan elementos tan occidentales como las camas estilo hotel caro de España con una arquitectura interior en la que no faltan los típicos arcos árabes y las paredes pintadas de color blanco. Este hotel está muy limpio. 

Os recomiendo este hotel que se encuentra a solo 5 minutos a pie de la plaza Jemaâ El Fna y presenta una elegante combinación de arquitectura marroquí moderna y tradicional. Es un hotel silencioso. Yo dormí toda la noche mejor que en mi casa. Pasé mucho tiempo relajada en las hamacas y tumbonas en la piscina de la azotea. También frecuentamos el bar con terraza donde pude ampliar mis amistades. 

A nosotros nos dieron una habitación de las más grandes. Cada habitación tiene un diseño único y una vista del patio interior. Por eso son habitaciones tan silenciosas. No te llegan los ruidos de la calle.También la TV vía satélite se proporciona sin coste adicional alguno. El baño privado incluye secador de pelo, albornoz, zapatillas y artículos de aseo gratuitos más que suficientes para dos personas. Si necesitas más, puedes pedir. En este hotel el personal es muy amable y simpático. 

Nosotros nos quedamos a comer en el restaurante del hotel. No me gusta nada comer fuera de los hoteles en Marruecos. La limpieza no está muy garantizada fuera de lo que es lo mejor de lo mejor. El restaurante Abracadabra ofrece a los huéspedes una selección de platos más famosos marroquíes o españoles, que también se pueden tomar en la terraza por el mismo precio. 

No es un hotel que te salga tan caro si tienes en cuenta sus prestaciones y sus bellezas. El patio interior está decorado con mosaicos y una fuente central. Me encantó. En el hotel se te frece conexión Wi-Fi gratuita tan buena como en los mejores hoteles europeos y masajes disponibles bajo petición.




3


En el Abad San Antonio encuentras habitaciones amplias a precio bajo, tal como nos había dicho mi cuñada. Mis cuñados habían pasado un fin de semana largo y nosotros tomamos nota para ir a León por motivos de trabajo de mi marido. Para mí una habitación grande es imprescindible, sobre todo cuando llevo a las niñas. Cuatro en una habitación pequeña es un no vivir. 

Este hotel moderno está situado en el barrio leonés de la Inmaculada, a 2 km del centro de la ciudad de León. Nosotros no tuvimos problemas a la hora de desplazarnos porque llevamos nuestro coche. León es una ciudad perfecta para ir con coche. Tienes sitios suficientes para aparcar sin problemas. 

Las habitaciones están equipadas con aire acondicionado, TV de pantalla plana y Wi Fi gratuita que va rápida como una moto. A nosotros nos dieron una habitación soleada, luminosa, con dos camas grandes, todo muy limpio. 

Es una pena que no haya parking gratis. Hay un aparcamiento vigilado disponible por un suplemento, pero nosotros pasamos del parking. Dejamos el coche fuera. Mi marido temía quedar sin su bonito coche, pero no pasó nada. 

Os recomiendo este hotel. El restaurante del San Antonio sirve platos típicos leoneses elaborados con productos de temporada, todos ellos muy sabrosos. Yo no pude disfrutar de esta selecta gastronomía leonesa porque estaba a dieta de ensaladas. Me cuido bastante. Para mí sería horrible ser gorda. Mi marido, en cambio, se puso hasta las cejas con los platos leones, en el restaurante de este hotel que también alberga un bar cafetería en el que se sirven bebidas y aperitivos ligeros durante todo el día. Esto es perfecto cuando no tienes un horario muy normal, como era nuestro caso. Las reuniones de negocios de mi esposo se sabe cuando empiezan, pero no cuando terminan. Por eso algunos días acabamos comiendo en el bar. De las niñas se encargaba una canguro que nos buscaron en la recepción del hotel. Como os decía, es un hotel muy bueno, con personal muy atento, siempre dispuestos a ayudarte.


----------------------------

http://tarotgalicia.blogspot.com/