martes, 25 de julio de 2017

Mis vacaciones en Granada


 


Una de las escapadas más románticas que viví con mi chico fue la que hicimos durante una semanita entera en el Hotel Alhambra de Granada, un hotel de lujo y palacio inspirado en la propia Alhambra, fiel representante de la tradición renovada y de la alta hostelería europea. Cultura, placer, elegancia y aristocracia, pero mucha "aristocracia" de Estados Unidos. Los turistas que estaban cuando fuimos nosotros eran casi todos norteamericanos. 

A mí me habían hablado maravillas de este hotel mis amigas. Por eso lo elegimos para celebrar un aniversario de matrimonio. Yo aproveché para hacer un curso de coctelería en la escuela que tienen en el hotel. Tienen una escuela de coctelería y de hostelería. Hay que aprovechar el tiempo para ir haciendo currículum profesional. A mí me gusta unir el placer y el trabajo en mis vacaciones, incluso en las más románticas. 

Este hotel cuenta con 108 confortables junior suites y habitaciones dobles, todas exteriores, y cada una de ellas con un especial encanto por su maravillosa decoración y sus excelentes vistas. Se te va la depresión asomándote a la ventana. Inolvidables vistas a la romántica ciudad de Granada o a los rincones del bosque romántico de La Alhambra. Nuestra habitación tenía vistas sobre toda la ciudad. 

Os recomiendo este hotel Es sencillamente ideal. Nuestra habitación tenía climatización Individual, WIFI, TV de plasma 32", TV de cable, minibar, caja de seguridad y teléfono en baño. el teléfono en el cuarto de baño le sobraba. Cuando se ponen a poner lujosa una habitación se les va la mano en chorradas. 

Mi marido quería coger una suite, pero me pareció excesivo. La habitación era grande y yo no necesito una suite para ser feliz. Me llega con una habitación amplia y con un cuarto de baño también grande. Tuve las dos cosas. También me gustó que los suelos fueran de baldosas grandes. Odio la moqueta y la madera tampoco me hace mucha gracia en los suelos. 

La única desventaja que le encuentro es el precio. Es un hotel carísimo. Sólo por el parking nos clavaron 19 euros al día. Metimos el coche dos días y los otros días le buscamos un parking público más barato.