martes, 28 de marzo de 2017

Viajando segura por las playas de Europa



Estoy muy contenta con el TomTom ONE XL Europe, un GPS con un excelente software de navegación, TFT táctil de 4.3 CPU 266 MHz, 32 MB RAM, Bluetooth 2.0 y batería de larga duración. La batería me dura mucho más que las de otros GPS que tuve. Esto es muy importante para mí porque detesto estar cargando siempre las baterías. 

La pantalla es muy buena, se ve bien gracias a sus 4,3 pulgadas. Con un solo vistazo te pones al tanto de las calles y tienes una visión panorámica que nos viene muy bien a las que andamos algo perdidas por las carreteras, como es mi caso. Yo necesito mucho el GPS para no perderme cuando salgo de las ciudades. Como dice mi santo, si no fuera el GPS del coche no volvería a casa. 

Por eso no me ha importado pagar 235 euros por este TomTom ONE XL Europe. Lo tengo más que amortizado y más que lo voy a amortizar porque me está dando muy buen resultado. Mientras sea así no le seré infiel con otro GPS. 

Os lo recomiendo. Tiene "traffic ready", lo que te permite tener acceso a las informaciones de tráfico. Sabes si hay atasco en la carretera y esas cosas que son importantes cuando no andas sobrada de tiempo. Yo he cambiado de ruta en más de una ocasión en función de las informaciones de tráfico que obtengo a través del accesorio RDS-TMC Traffic Receiver o de la suscripción a TomTom Traffic, siempre y cuando la cobertura lo permite. La cobertura es bastante mejorable en algunas zonas. Esta es la desventaja que le encuentro a este GPS que tienen casi todas mis amigas en sus coches. 

La mayor ventaja que le encuentro son sus mapas. Tienes mapas de toda Europa Occidental. Esto viene de cine cuando sales de esta España nuestra. Como dice mi hija mayor, el coche nos sigue funcionando fuera.

jueves, 23 de marzo de 2017

Mis vacaciones exóticas




1


Mi marido reservó unos días en el Novotel St Kilda pensando que íbamos a encontrar un hotel exótico, pero no fue así. El único exotismo que había estaba en la fabulosa playa de Santa Kilda. Me sentí como en el paraíso paseando con mi santo y mis hijas. Era un arenal interminable, con aguas cristalinas y arenas limpísimas. 

El hotel me pareció bastante del montón. La peor zona era la de la piscina. No tenía hamacas suficientes para todos los huéspedes. Me alegré de no haber llevado a mi suegra porque la madre de mi marido es de las que se pelean como leonas por una hamaca cutre al lado de la piscina. Yo paso. Además, la zona de la piscina no estaba nada limpia. La gente dejaba latas de bebida por doquier y el personal del hotel no recogía nada. 

La habitación que nos dieron era grande, luminosa, con vistas a la playa. Me gustó la cama por su tamaño, pero no tanto por su colchón duro. La conexión wi fi funcionaba bien. 

Del desayuno buffet tampoco tengo queja. Nos sirvieron mucha fruta. Notabas que estabas en Australia. A mi marido no le faltó su bacon y mis hijas tuvieron todos los yogures que se le antojaron. Fui yo la única de la familia que decidió hacer el desayuno más saludable a base de mucha fruta. 

No nos aburrimos. Paseamos mucho, hasta el puerto, fuimos de tiendas, comimos siempre en restaurantes de las proximidades y de noche fuimos hasta una discoteca aprovechando que conseguimos una canguro de confianza para quedar con las niñas. 

Os recomiendo este hotel si no buscáis un hotel exótico en Australia. Este hotel tiene la gran ventaja de tener una playa estupenda. Sólo por la playa vale la pena alojarse unos días. No esperes encontrar un cuatro estrellas al nivel de los hoteles cuatro estrellas de España. Es un poco cutre. Lo ves en los muebles, más usados que la escoba de mi suegra, y de la alfombra que había en nuestra habitación mejor no hablo. Les pedí que se la llevaran nada más verla.





2


El Aeropuerto Pablo Ruiz Picasso Málaga es uno de los aeropuertos que más me gusta. Mi marido lo llama el aeropuerto de los turistas y no le falta razón: siempre está a tope de turistas y no es para menos dada su ubicación en plena Costa del Sol. el centro de Málaga te queda a siete kilómetros. 

A mí me gusta porque me parece muy seguro. Tiene una torre de control moderna, dotada con las mejores tecnologías para que no ocurran desgracias aéreas. Falta le hace dado el tráfico aéreo que tiene. 

La única desventaja que le encuentro es que puede ser un poco caótico en plena temporada turística. Hay colas interminables para todo. Los empleados dicen que se les queda pequeño. No me extraña. Pero supongo que no lo amplían porque estamos en crisis y el dinero escasea. 

Os lo recomiendo. Es un aeropuerto en el que tienes una cafetería que no es muy cara. Tampoco podría serlo porque los menús son bastante de bar de barrio. En todo caso, lo que importan son los precios bajos. Cuando quieres ahorrar no miras mucho la calidad de la comida. Yo sólo me fijo que esté fresca porque no es el caso de acabar con una indigestión por no querer gasta mucho en comida. 

Os recomiendo también sus tiendas duty-free. Son estupendas.Tienen una gran variedad de productos y puedes estar comprando hasta el mismísimo momento del embarque porque las tiendas están allí mismo. Mi marido el pobre siempre se desespera porque a mí no hay quien me quite de las tiendas y él teme perder el avión. No hace falta preocuparse tanto porque ya se encargan los empleados de decirte a todas horas que quedas en tierra si no espabilas. Esto es lo que no me gusta nada: que me agobien recordándome tantas veces que es hora de embarcar.




3


Pasamos unos días en los apartamentos Costa Estrella Marbella porque mi marido es un apasionado del golf y estos apartamentos están en el Valle del golf, donde están los mejores campos de golf de Andalucía, según mi santo. También te quedan cerca de Puerto Banús. Te quedan como a ochocientos metros. Yo iba andando a fundirle la tarjeta a mi esposo mientras él practicaba su deporte favorito. 

No me gustó nada que nos pidieran una fianza nada más llegar. Yo creo que nos la pidieron porque llevábamos dos niñas de corta edad. A otros clientes no le pedían dinero para hacer frente a posibles desperfectos. Nos devolvieron la fianza cuando nos fuimos, pero eso no se hace. Te sientes tratada como una turista de tercera cuando vas a pagar tu apartamento igual que cualquier otro cliente. Los desperfectos, si los hay, que te los cobren a la salida. En nuestro caso, no hubo ningún desperfecto. Dejamos todo intacto. 

También nos cobraron el uso de la caja fuerte. Yo no la hubiera usado, pero mi marido sólo piensa en los ladrones. De no haber guardado la cartera cuando dormía en la caja fuerte, no hubiera podido conciliar el sueño. En casa hace igual. Tenemos tres cajas fuertes para que guarde sus cosas importantes. 

El apartamento era de los más grandes. Tenía tres habitaciones, un cuarto de baño, un salón con una minicocina allí metida en una esquina. No estaba mal. Tenías mucha más libertad que si te alojaras en un hotel al uso. 

La decoración era muy andaluza, mucho blanco por doquier y sin lujos. Lo más importante es que estaba todo muy limpio. Nos dejaron toallas suficientes en el cuarto de baño y geles y champús también suficientes. El menaje de cocina nos llegó y sobró. No cocinamos mucho porque se suponía que tenía que cocinar yo. Mi marido estaba muy ocupado con su golf. Por eso comíamos casi siempre fuera. 

Os recomiendo los apartamentos Costa Estrella Marbella. Están en una zona tranquila y no te quedan lejos de las tiendas. Además puedes ahorrar mucho dinero haciendo la comida en la cocina del apartamento. Los restaurantes en Marbella son caros.




4


Estuvimos buscando un hotel barato en Murcia y encontramos el Hotel Universal Pacoche Murcia. Nosotros sólo íbamos un fin de semana para la boda de unos amigos. Queríamos un alojamiento cómodo que no costara mucho. Ya gastábamos bastante en arreglarnos los cuatro para la boda y en el regalo. 

Tuvimos la gran suerte de que nos dieron una habitación de las grandes. Vi la habitación que estaba al lado de la nuestra y era diminuta. No hubiéramos ni respirado allí dentro. El cuarto de baño también estaba bastante bien aunque necesitaba una reforma. Por ejemplo, no me gustaba la bañera. Eché en falta la ducha de mi casa para las duchas rápidas que me gusta darme cuando voy apurada de tiempo. 

En todo caso, las desventajas que puedas encontrar en este hotel se minimizan gracias al buen hacer de su personal. Hacen lo imposible por conseguir que te sientas como en tu casa. Nosotros tuvimos un problema con la conexión wi fi en nuestra habitación y en quince minutos la teníamos funcionando estupendamente. 

Os lo recomiendo. Encontrar un hotel tan barato en Murcia no es fácil. No me importó tener que ir a comer y a cenar a un restaurante de la zona. El hotel no tiene restaurante. Por 25 euros no encuentras habitación en los hoteles de la competencia cercana. Para aparcar no tienes problema. En la zona encuentras sitio de sobra. Es una zona segura. Nadie te roba el coche, sobre todo si llevas un coche viejo. 

Mi marido se quejó del aire acondicionado. Es muy suyo. Mis hijas, en cambio, no notaban tanto frío. Tuvimos que pedir una manta más para que no temblara en la cama. Es un exagerado. El aire acondicionado lo regulan ellos para todo el edificio. Es una pena que no lo puedas poner a tu manera en la habitación. 

Del desayuno no tengo queja. Era un desayuno con mucha bollería industrial y poca fruta. Mis hijas quedaron muy contenta. Les encanta la bollería industrial.





miércoles, 22 de marzo de 2017

Mis vacaciones en París



El Best Western Lorette Opera París fue restaurado hace poco más de diez años. Por eso lo elegimos para pasar unos días en París. Yo nunca me alojaría en un edificio de 1880 que no tuviera una reforma reciente. No puedo vivir sin comodidades. 

Nada tiene que ver la decoración de las habitaciones con su fachada antigua. Es una decoración moderna, sencilla, acogedora. Lo ves todo tan ordenadito que casi no es un problema el tamaño de las habitaciones. 

A nosotros nos dieron una habitación de tamaño medio después de cambiarnos la que nos tenían reservada porque era minúscula. Si tuviera que pasar un sólo día con mi santo allí dentro, había un divorcio fijo. Necesito espacio para ser feliz. 

No nos salió muy caro este hotel. Te ahorras bastante gracias a su buena ubicación en el centro de París, a un paso de todo lo que merece la pena visitar en la capital francesa. También ahorras pasando por recepción y echando mano de todo lo gratuito que hay por allí. Mi marido se puso de bollos hasta las cejas. Aprovechando que eran gratis casi se me empacha. 

Yo tuve bastante con el buffet del desayuno, amplio y variado. Estoy cogiendo la costumbre de mi suegra de ir con un tapper y pillar comida en el desayuno para todo el día. 

Os recomiendo el Best Western Lorette Opera París para pasar un fin de semana romántico en la ciudad del amor. Yo estuve muy cómoda. Lo que menos me gustó fue el cuarto de baño. Tenía un lavabo de dos cacharros cerámico sobre una encimera que no valía para nada. Será muy moderno este tipo de lavabo, pero a mí no me gusta. La bañera no era grande. Menos mal que la presión del agua era buena y había una mampara. 

El hotel está muy limpio. Tienen un personal muy profesional y amable. Me parecieron todos encantadores. En recepción había una chica que hablaba un español fantástico.

lunes, 20 de marzo de 2017

Mis vacaciones baratas en Madrid



Estuve con mi marido y con las niñas en uno de los Apartamentos Andrómeda y quedamos bastante contentos con los servicios recibidos. Nos tocó un apartamento lleno de luz, decorado con sencillez y mejorable en algunos aspectos. 

Por ejemplo, la cocina era una simple cocina portátil metida dentro de un armario. Para mí sobró, pero, si hubiéramos llevado a la madre de mi marido, hubiéramos tenido un berrinche. Mi suegra necesita una cocina como Dios manda para preparar sus exquisiteces. Para mí llegó aquella cocina porque no hice más que descongelar en el microondas comida preparada en el supermercado y hacer unos cafés. 

También es mejorable la insonorización. Se oyen casi las conversaciones de la calle. Tanto da que tengas las ventanas cerradas o abiertas. Menos mal que tuvimos una calefacción decente. Yo temía morirme de frío cuando escuché tanto ruido de la calle. Las ventanas que insonorizan mal suelen dejar pasar frío, pero, como los radiadores estaban a todo trapo, no hacía nada de frío. 

Los muebles del apartamento son muy sencillos. Muebles de Ikea baratos, decía mi marido. Pero, como estaba todo muy limpio, no tenías problemas para vivir allí unos días. De haber estado más tiempo, hubiera echado de menos las comodidades de mi casa. El colchón de la cama de matrimonio, por ejemplo, se me hacía duro. Los colchones siempre me dan problemas en los hoteles y apartamentos. No hay ninguno como el de mi cama. 

Os recomiendo estos apartamentos. Los Apartamentos Andrómeda están muy bien comunicados por transporte público. Esto es importante para personas que no tienen coche. Nosotros teníamos nuestro propio vehículo, pero, nunca viene mal tener un bus urbano cerca. 

El personal es amable. Destacaría sobre todo la amabilidad de la chica de recepción. Nos regaló unos bolígrafos con una libretita tipo agenda. Todo un detalle. Volvería a los Apartamentos Andrómeda sin pensarlo dos veces. Es un alojamiento barato a tener en cuenta.

Mis vacaciones sin barreras arquitectónicas



Desde que conocí la aplicación Contigo adaptado mi vida es más fácil cuando llevamos a mi suegro de viaje, un señor mayor que siempre está con muletas porque sus piernas dan para lo que dan. Por eso necesitamos encontrar restaurantes sin barreras arquitectónicas y hoteles que tengan ascensor. Lamentablemente aún hay establecimientos hoteleros sin ascensor y eso supone una barrera arquitectónica insuperable para mi el padre de mi esposo. 

Contigo adaptado te dice donde hay lugares adaptados en toda España para personas con dificultades de movilidad. Es una aplicación que bajas gratis. Te dan restaurantes, hoteles, tiendas, playas, etc. Todos los lugares adaptados tienen su correspondiente mapa para que llegues sin perderte. 

Esta aplicación se puede usar en el móvil y en el ordenador. Te lo ponen fácil. A quienes no se lo ponen tan fácil es a los negocios que se anuncian en la aplicación. ¿Se anuncian? Se podría decir así porque los de Contigo adaptado hacen negocio cobrándoles a tiendas, hoteles y restaurantes. No le cobran a las playas y a los Museos. Están cobrando 250 euros más IVA. 

Os recomiendo Contigo adaptado, una aplicación que a mí me a ayudado mucho a la hora de buscar hoteles y restaurantes sin barreras arquitectónicas. Es horrible llegar a un restaurante con tu suegro y encontrar una escalera a la entrada que el pobre señor no puede subir o una escalera para ir a los aseos. Todos los restaurantes y hoteles a los que fuimos porque aparecían en Contigo adaptado cumplían lo que buscas cuando huyes de las barreras arquitectónicas. En esto hay que darles un diez a Contigo adaptado. 

También os recomiendo Contigo adaptado para publicitar tu negocio. Te vale para encontrar clientes sin gastar mucho dinero. Una amiga mía tiene una churrería y la anuncia en Contigo adaptado con mucho éxito. Sus ventas casi se triplicaron desde que está en esta aplicación gratuita para los clientes. Contigo adaptado es una aplicación con mucho éxito.

Mis vacaciones en Cuba



Me encanta Cuba. Iría más si mi marido se animara a pagar hoteles y demás gastos, pero mi santo es un tacaño. Por eso mis viajes se limitan a los lugares a los que tiene que ir por motivos de negocios. 

Estuve hace unos meses en la capital de la bonita Cuba y nos alojamos en el NH Parque Central, La Habana, un hotel que está bastante bien tanto en su zona colonial como en su zona moderna. 

Nuestra habitación estaba en la zona colonial. Era una habitación grande, decorada con estilo palaciego. Lo único que veías algo estridente era la colcha roja de la cama. El color rojo siempre se sale de lo normal. Teníamos aire Acondicionado, televisión Satélite, caja de Seguridad,... 

Lo que más me gustó fue tener servicio de canguro para poder salir sin tener que llevar a las niñas conmigo. Pudimos cenar tranquilamente. Las niñas estuvieron perfectamente cuidadas por unas canguros muy profesionales y cariñosas como mis dos amores. 

Nos dieron una habitación de no fumadores. Está muy bien que tengan este tipo de habitaciones porque el olor a tabaco queda siempre pegado a todo por mucho que se limpie. Yo siempre pido habitación de no fumadores, sobre todo cuando viajo con mis hijas. Los niños deben respirar limpieza e higiene total para evitar enfermedades. 

El cuarto de baño estaba muy bien. Se veía limpio, había una bañera con mampara. El agua caliente estaba realmente caliente. Tenía un espejo de aumento. Las toallas las cambiaban a diario y dejaban toallas suficientes... 

Del desayuno también sólo puedo decir maravillas. Era un desayuno muy sano, con mucha fruta, con sumos naturales, bollería recién horneada, pan, fiambres, yogures... No salías con hambre del buffet. 

Os recomiendo este hotel. Es un hotel elegante, chic, con personal encantador, con todas las estancias muy limpias. Yo volvería a alojarme en el NH Parque Central, La Habana, sin pensarlo dos veces.

martes, 14 de marzo de 2017

Mis vacaciones en Guayaquil



Estuve con mi marido y mis hijas en el Hotel Howard Johnson Guayaquil, Guayaquil, un cuatro estrellas que está muy bien. Lo que más nos gustó del hotel fue su piscina exterior. Es una piscina que se sale de lo habitual. Es casi como un lago. la ves muy natural, como si se integrara en la naturaleza por su diseño bastante novedoso. 

El Grand Hotel está situado en el centro de Guayaquil, a menos de un kilómetro del distrito comercial de la ciudad, que está junto al río. Encuentras muchas tiendas interesantes por la zona. Esto motivo nuestra elección porque yo no puedo vivir sin ir de compras todos los días. Las compras son mi vicio. El aeropuerto Simón Bolívar queda a 10 minutos en coche y la estación de tren más cercana se halla a 25 kilómetros. A nosotros nos recogieron en el aeropuerto gratis. Esto tienes que pedirlo. Es lo más seguro, sobre todo si no te fías de los taxistas. 

Nuestra habitación era grande, luminosa, pero podía ser mejor. Por ejemplo, no me gustó que el suelo fuera de moqueta. La moqueta siempre da sensación de suciedad por muy limpia que la tengan. Tuvimos la suerte de que el cuarto de baño fuera de los mejores. Tenía ducha con mampara. Yo lo prefería a los que tenían bañera con cortina. Los sanitarios se veían nuevos. 

En nuestra habitación pudimos disfrutar de un buen televisor de plasma con canales por cable, conexión wi fi gratis y un minibar bien surtido. No era una habitación lujosa, pero, al ser tan grande, te sentías cómoda. Había un espejo bastante grnde donde estaba el escritorio, la cama era enorme y había una segunda cama casi igual de grande que compartieron mis niñas. La habitación era tan grande como un piso sin dividir. Teníamos también como un pequeño salón dentro del cuarto. 

Lo que no me gustó nada fue la comida. En el restaurante del hotel preparan platos de cocina ecuatoriana no aptos para mi delicado estómago. El bar-cafetería La Pepa de Oro está abierto todo el día y toda la noche. Fue allí donde pudimos comer algo más occidental. También fuimos al bar Turtle, un bar que sirve bebidas alcohólicas. 

Os recomiendo este hotel. Está bien y no es muy caro. Si le quitaran la moqueta de las habitaciones y hicieran algún arreglo más, sería perfecto.


domingo, 12 de marzo de 2017

Mis vacaciones más luminosas



1


No hay nada mejor que alquilar un apartamento cuando viajas con tu suegra. Nosotros lo solemos hacer porque así la madre de mi marido se encarga de hacer las comidas y nos ahorramos una pasta en restaurantes. El otro día fuimos a Sevilla a la boda de una prima de mi marido y nos alojamos en los Apartamentos Plaza de España. Mi marido quería alquilar dos apartamentos, pero nos llegó uno. Mis hijas se acomodaron en la sala de estar y mi suegra y nosotros nos repartimos las dos habitaciones del apartamento. Así estuvimos más en familia. 

Los Apartamentos Plaza de España tienen una ubicación céntrica y te los dan muy limpios. Están decorados con una decoarción alegre de Ikea que te hace sentir como en tu casa. Me gustó mucho la sala de estar amplia con sofá cama y un buen televisor de plasma. Mis hijas durmieron en el sofá cama muy cómodas, según ellas. La verdad es que mis niñas no son nada repipis a la hora de elegir cama. Nunca nos ponen problemas cuando viajamos. 

Mi suegra también quedó muy contenta con la zona de cocina con microondas, nevera, cafetera y todo el menaje de cocina que precisa para hacer las comiditas favoritas de su hijo, es decir, de mi santo. Yo no cociné nada. Sólo hice un día la compra en un supermercado que había allí cerca. 

Os recomiendo los Apartamentos Plaza de España en Sevilla. Están muy bien. Me gusta su luminosidad, que vengan a hacerte la limpieza todos los días y que sean amables, sobre todo la gente que hay en recepción. Cuando estuvimos nosotros sólo había dos libres. Parece que tiene bastante éxito con su negocio. 

No te sale muy cara la estancia, sobre todo si llevas a alguien que prepare comidas, cenas y desayunos. Esto es lo que más me gusta de mi suegra: que me haga de cocinera gratis.




2


Elegimos el Hotel Evenia Rossello por su buena ubicación en el Eixample, cerca del Paseo de Gracia en Barcelona, en una zona peatonal bastante tranquila. Yo me sentí como en mi casa. 

Fuimos sin las niñas y así pudimos disfrutar del gimnasio. No es gran cosa, pero tiene las suficientes máquinas para mantenerte en forma. No estaba muy concurrido a primera hora, cuando íbamos nosotros. 

Nuestra habitación era luminosa, amplia, con una cama de matrimonio modesta y un escritorio grande. Me fijo mucho en los escritorios porque compartir lugar de trabajo con mi marido no es nada fácil. Los dos somos muy de rodearnos de papeles en las mesas y esto requiere mesas grandes para caber sin darnos codazos. 

Los suelos de la habitación eran de tarima de madera. Se veían limpios. Realmente este hotel está bastante limpio, pero tiene detalles que yo cambiaría. Por ejemplo las bañeras de los cuartos de baño tienen una cortina de otras épocas. Deberían poner mamparas y también un plato de ducha porque no todas las personas pueden meterse en una bañera. Una ducha no tiene las barreras arquitectónicas que tiene una bañera. 

Siguiendo con las desventajas destacaría el pobre desayuno que nos pusieron. Era un desayuno ideal para una persona a dieta porque se trataba de un buffet con cantidades mínimas de zumos, fruta, bollería y fiambres. Yo tuve que acabar de desayunar en una cafetería de la zona. Ver tan poca cantidad de todo me dio una hambre horrorosa. 

Las grandes ventajas de este hotel es que tiene una buena conexión wi fi. Otra ventaja es que el hotel está en una zona de muchas tiendas de marca. Puedes comprar a lo grande si tienes dinero. 

Os recomiendo este hotel por su buena ubicación. La estación de metro Diagonal está a cuatrocientos metros del hotel y ofrece acceso directo al centro de la ciudad de Barcelona. El aeropuerto de Barcelona está a 12 kilómetros.

sábado, 11 de marzo de 2017

Mis vacaciones art decó

Alojarte en un apartamento suite en Nueva York es un lujo que pudimos disfrutar mi marido y yo gracias a su buen hacer en su empresa. Volvería a alojarme en este hotel por los maravillosos días que pasé con mi marido y mis dos niñas. Nueva York es una ciudad que me encanta. 

Este hotel de suites resulta muy cómodo cuando viajas en familia y te quieres sentir como en tu casa. Es un edificio art decó de Manhattan que cuenta con 173 suites, distribuidas en 26 plantas. En el hall de entrada hay un área de recepción abierta las 24 horas del día completo. 

Nuestra suite estaba pintada de blanco, lo que potenciaba todavía más la luminosidad que entraba a raudales por las ventanas. Todo era blanco. Todo estaba muy limpio. Todo era sencillo con el toque de elegancia que tiene la sencillez. 

En el apartamento encuentras todo lo que necesitas. La cocina cuenta con lavavajillas y horno. Es una cocina nuevecita, con los electrodomésticos recién comprados o no muy usados, como decía mi marido. No le gustó mucho que lo pusiera de cocinillas. algo tenía que hacer para no estar tan ocioso. Yo estuve muy ocupada haciendo compras por las tiendas de marca de los alrededores. También teníamos televisor de pantalla plana y reproductor de DVD. el reproductor me vino muy bien para ponerles películas a mis hijas. Son muy cinéfilas. Lo que no debes perderte es el centro de fitness que hay en el hotel. Es de los mejorcitos.

La ubicación es excelente. Queda a 400 metros de la sede de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York. El famoso edificio Chrysler se halla a 900 metros. Puedes ir andando. De hecho es lo más recomendable si no te entiendes muy bien con el transporte público de la Gran Manzana. 

Os recomiendo este hotel dividido en suites o apartamentos. Estás como en tu casa y te ahorras mucho dinero porque puedes hacer comidas, cenas y desayunos en tu cocina.