martes, 28 de marzo de 2017

Viajando segura por las playas de Europa



Estoy muy contenta con el TomTom ONE XL Europe, un GPS con un excelente software de navegación, TFT táctil de 4.3 CPU 266 MHz, 32 MB RAM, Bluetooth 2.0 y batería de larga duración. La batería me dura mucho más que las de otros GPS que tuve. Esto es muy importante para mí porque detesto estar cargando siempre las baterías. 

La pantalla es muy buena, se ve bien gracias a sus 4,3 pulgadas. Con un solo vistazo te pones al tanto de las calles y tienes una visión panorámica que nos viene muy bien a las que andamos algo perdidas por las carreteras, como es mi caso. Yo necesito mucho el GPS para no perderme cuando salgo de las ciudades. Como dice mi santo, si no fuera el GPS del coche no volvería a casa. 

Por eso no me ha importado pagar 235 euros por este TomTom ONE XL Europe. Lo tengo más que amortizado y más que lo voy a amortizar porque me está dando muy buen resultado. Mientras sea así no le seré infiel con otro GPS. 

Os lo recomiendo. Tiene "traffic ready", lo que te permite tener acceso a las informaciones de tráfico. Sabes si hay atasco en la carretera y esas cosas que son importantes cuando no andas sobrada de tiempo. Yo he cambiado de ruta en más de una ocasión en función de las informaciones de tráfico que obtengo a través del accesorio RDS-TMC Traffic Receiver o de la suscripción a TomTom Traffic, siempre y cuando la cobertura lo permite. La cobertura es bastante mejorable en algunas zonas. Esta es la desventaja que le encuentro a este GPS que tienen casi todas mis amigas en sus coches. 

La mayor ventaja que le encuentro son sus mapas. Tienes mapas de toda Europa Occidental. Esto viene de cine cuando sales de esta España nuestra. Como dice mi hija mayor, el coche nos sigue funcionando fuera.