sábado, 21 de mayo de 2016

Mis vacaciones en Zamora

El Parador de Puebla de Sanabria Puebla de Sanabria está a doce kilómetros del lago de Sanabria, en la parte baja del pueblo. Son más bonitos los parajes que lo rodean que el propio Parador. Por fuera no es gran cosa. Recuerda a un colegio algo antiguo. 

Es bastante moderno, pero no deja de ser clásico. en la decoración predominan los colores crema pastel, tanto en estancias comunes como en las amplias habitaciones. Los muebles también son clásicos. 

Nos dieron una habitación grande, con vistas al jardín. Estaba muy limpia. Lo mismo puedo decir del cuarto de baño, decorado con estilo algo pasado de moda. Pero lo más importante es que no había ruidos y eso que el Parador estaba casi hasta los topes. 

Quedamos a comer en el restaurante de este Parador de cuatro estrellas. Tenían unas truchas deliciosas, y lo mismo puedo decir de la tarta de moras que tanto le gustó a mis hijas. Nos pusimos las tres de tarta de moras hasta las cejas. Mi marido pidió unos habones que le sentaron como un tiro. Se puso mal del estómago. No me extraña. Sólo a él se le ocurre comer habas grandes. 

Tan mal se puso el pobre que no se pudo apuntar a la ruta de senderismo que organizaban los del Parador. Yo tampoco fui. Preferí quedar en las tumbonas del jardín leyendo. Estaban al lado de la piscina. 

Os recomiendo el Parador de Puebla de Sanabria Puebla de Sanabria. El personal es muy profesional. Tenían pocas camareras de habitación, pero eran tan rápidas que no hacían falta más. Se ganaban bien sus sueldos. 

El Parador de Puebla de Sanabria Puebla de Sanabria tiene parking gratuito, wi fi gratis, un jardín bien cuidado... Es perfecto para pasar unos días en familia en mitad del campo. La única desventaja que le encontré es que está un poco apartado del pueblo. Necesitas coche para ir de compras.