lunes, 23 de junio de 2014

Depósitos Estructurados del Banco Pastor: el dinero que no decrece

Una intenta que su dinero trabaje por mí, pero no siempre trabaja mucho. Los productos bancarios hoy en día poca rentabilidad dan.

Tal es el caso de los Depósitos Estructurados del Banco Pastor. Metes tu dinero en estos depósitos esperando ganar mucho porque ganan según el comportamiento de las acciones que componen el subyacente y poco de poco.

Te queda el consuelo de que te han garantizado el cien por cien del capital invertido. Por lo menos no has perdido nada de lo que has puesto.

En todo caso, debes pensarlo mucho antes de meter tu dinero en estos depósitos estructurados porque no permiten la cancelación anticipada. Sólo debes meter el dinero que sabes que no vas a necesitar. Cuando venden te dan los intereses y el principal.

Yo tuve un dinero en estos depósitos estructurados y la rentabilidad que le saqué fue menos que sacando en depósitos a un tipo de interés pactado. Una vez que llegué al vencimiento, recuperé mi dinero y me dije que nunca más. Sinceramente no me compensa. Hay depósitos mucho mejores para el cliente. Este producto a quien le da rentabilidad es al banco. Sinceramente no lo recomiendo.