domingo, 20 de julio de 2014

Jenaro García aspiraba a ser un genio con su propio juego: Gowex

La misma persona que en 2004 ya tenía la clarividencia suficiente para intuir el futuro que aguardaba a España, que ya razonaba en otro comentario que "los tipos de interés reales negativos" estaban cebando la deuda del endeudamiento "para comprar todo aquello que les interese en el entorno de consumo", empezó ese mismo año, según ha reconocido esta semana al juez Santiago Pedraz, a tejer la trama de mentiras, falsedades y engaños que ha sido realmente Gowex. Y todo ello, así mezclado, no hace sino multiplicar las preguntas. ¿Quién es Jenaro García? Él mismo da pistas sobre quién es en un antiguo blog en el que se suceden reflexiones y pensamientos en los que mezcla lo personal con lo profesional, la filosofía con los negocios. Porque todo ello es uno en Jenaro; en Jero, tal como le conocen los más próximos y tal como él mismo firmaba sus artículos en ese blog.

"Mis empresas son como una gran familia"

Al fondo, como siempre, la tragedia que marcó su vida. El accidente en el que perdió a sus padres y su hermano. Él tenía 16 años cuando ocurrió. Pero ya había aprendido lo suyo. "Mi primera experiencia de empresa vino de mi padre, para mí, uno de los mejores hombres de empresa que han existido", confiesa. Y añade: "Desde los 14 años comencé a ayudar en los negocios familiares y en todo momento respiré el mismo ambiente familiar que trato de provocar en las empresas que voy fundando. La empresa, mis empresas, son como una gran familia". 
Como varios de los que trabajaron con él aseguran, esa dura historia personal ha estado presente en toda su trayectoria empresarial en Gowex. También en las reuniones y conversaciones de negocios. Incluso estuvo presente físicamente en la charla con la que, unas horas antes de que confesara su mentira, arengó a los trabajadores de Gowex.
 
"Yo he salido adelante y tengo una cosa que me resisto a llevar, que es los hierros que durante un tiempo llevé, tras más de 24 roturas de huesos que tengo y otras fracturas. Estos hierros los llevé durante años. Cuando se sale de eso, cuando se sale de todo eso es cuando se adquiere una fuerza para poder salir delante", expuso ante los empleados con esos hierros en la mano.
 
Aleccionado por su padre, curtido en el Rastro desde niño, a los pies de la fuentecilla en la que veía a los vecinos hacer cola para coger agua, enseñado en el arte de comprar y vender, de venderse bien para ser comprado, edificó su filosofía a partir de la superación de esa tragedia. No quería ser uno más. Quería ser él. Único. Irrepetible. Ambicioso. Lo que hiciera falta para alimentar su ego. Costara lo que costara. 
Jenaro García y el ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. (Efe)

Carrera de ratas

No quería ser una de esas ratas que Robert Kiyosaki y Sharon Lechter describieron en el libro Padre rico, padre pobre. Sirviéndose de la metáfora de la carrera de ratas, empleada por los autores de la obra para explicar cómo los adultos se van metiendo ellos solos en una rueda de obligaciones -casa, coche, deudas...- de la que no pueden salir conforme van teniendo dinero, manifiesta sus sueños de grandeza, su filosofía, en un post fechado en agosto de 2006. 
Se titula Carrera de ratas!!, y revela su personalidad. "Hay que salir de la carrera de ratas", arranca. Y a partir de ahí, el desahogo: 
"La sociedad y el sistema nos impone una serie de reglas. Compra coche, compra casa, métete en un crédito y todo será propiedad de...., del banco, o de tus hijos.
Esto nos introduce en una CARRERA DE RATAS!!!

Nos introduce en las reglas del juego. En las reglas de 'SU JUEGO'.
Los que tratan de salir de la carrera de ratas, se convierten en locos, si fracasan o en genios si triunfan.

Os habéis fijado, que la única diferencia en muchos casos entre un loco y un genio, es si ha triunfado????

Dali, Picasso, Miro, Ted Turnner, Wells, Hemingway, Vang Gogh, etc. Todos ellos locos genios o genios locos...

Cesar en la Roma antigua, fue considerado un loco, lo mismo ocurrió con Napoleon, no digamos de Colón. Cuando alcanzaron el éxito, fueron vitoreados como genios y líderes.

Tu mismo, SE UN GENIO!!
Crea tu PROPIO JUEGO!!!
"

 
Jero aspiraba a ser un genio. Y creó su propio juego. Hasta lo ha ido ganando durante más de 10 años. Pero se ha descubierto que hacía trampas. No hace falta ser un genio para eso.