miércoles, 6 de enero de 2016

Una silla para mi bolso apuesta por el rosa en enero

Una silla para mi bolso
apuesta por ese rosa
digno de muñeca Barby
para un chaquetón fino
que pone color alegre
a un enero lluvioso.

Lo que no pega en enero
es ese sombrero blanco
que sube a la cabeza
la que pide para el bolso
una silla que lo entrone.

-------------