martes, 6 de diciembre de 2016

Mis vacaciones en Galicia y Londres



1


El Hotel Parador, Vilalba, es un establecimiento hotelero de cuatro estrellas que está muy bien para pasar unos días en una zona tranquila de Galicia. Mi chico y yo pasamos un fin de semana muy placentero entre muebles antiguos y decoración de otros tiempos. Fuimos sin las niñas. Todo un acierto por nuestra parte. Mis hijas son más de vacaciones de sol y playa que de vacaciones tranquilas. 

Nos dieron una habitación amplia, con una gran cama de matrimonio bastante confortable. Estaba decorada en tonos marrones y naranjas. La colcha hacía juego con los cortinones de un semidosel de la cama. Nuestra habitación era de las más grandes. 

El personal del Hotel Parador, Vilalba, fue muy amable con nosotros. Tuvimos un problema con el televisor y lo solucionaron enseguida. Son muy profesionales. Tenían el Parador limpio como los chorros del oro. Los suelos de la habitación eran de tarima de madera y se veían impolutos. Lo mismo puedo decir del cuarto de baño. 

La desventaja que le encontré a este Parador fue su restaurante. Sólo nos quedamos a comer el primer día, la comida del día siguiente y las dos cenas las hicimos fuera. Valió la pena. En el Restaurante del Parador no hay mucho donde elegir y los platos son poco más que tapas. A mí me gusta la comida abundante. También tengo quejas del desayuno. Los zumos, por ejemplo, te los servían con una jarra, pero no eran zumos naturales sino de cartón. La bollería era industrial y los fiambres estaban contados. De la fruta mejor no hablo porque la encontré muy madura para mi gusto. 

En todo caso, os recomiendo el Hotel Parador, Vilalba. Es muy señorial. Te sientes como en un Palacio de otros tiempos. Esto es lo que más me gusta de los paradores: te dan la oportunidad de disfrutar edificios que nunca podrías comprar. A quien no le recomiendo este Parador es a una persona que guste de vacaciones movidas. Este parador es demasiado tranquilo.


-------------------------



2


La última vez que estuvimos en la capital británica nos alojamos en un hotel familiar. Queríamos huir de las grandes aglomeraciones que hay en muchos hoteles ingleses, donde encuentras de todo menos tranquilidad. 

EL hotel Belgrove es un hotel coqueto, familiar, con un buen servicio para el cliente extranjero, y con una ubicación bastante buena. Te queda a unos 300 metros de la estación de King's Cross. Es decir, tiene una ubicación perfecta para los que solemos desplazarnos en transporte público barato por Londres. 

La decoración es tipo Ikea, pero poco chachi. A nosotros nos dieron una habitación grande, con una cama de matrimonio algo cutre y dos camas auxiliares que utilizaron las niñas. Casi eran más grandes las camitas auxiliares que la nuestra. Me horrorizó la pileta que había dentro de la habitación. Ni en una pensión española. Menos mal que había también un cuarto de baño, cutre, pero privado. Yo pensé que no lo teníamos al ver la pileta entre cama y cama. 

Las colchas eran verdes, a juego con la cortina de la ventana. Los suelos tenían tarima de madera. Todo estaba muy limpio. El personal del hotel es eficiente en su trabajo. 

Mi chico quedó contento. Yo algo menos. A él le gusta que lo traten como lo trata su madre. Servidora es de trato más anónimo. No me gusta mucho que me recomienden mil sitios para visitar y que me vengan con una tarta de cumpleaños porque mi niña mayor les dijo que era mi cumpleaños. Yo sólo celebro las onomásticas. 

Pese a todo, os recomiendo este hotel. Es sencillo y no es muy caro. Está ubicado en una casa típicamente inglesa pintada de blanco. De hecho, ves la casona entre las otras casas adosadas a sus paredes y no te parece un hotel. Yo me sentí como si estuviera alojada con una familia inglesa en un tranquilo barrio de la capital inglesa.


------------------

http://tiendacoruna.blogspot.com/ 

tiendacoruna.blogspot.com
Tous tiene el anillo que le regalarías a tu madre, a esa mujer que cumple años sin envejecer, a esa mujer que te quiere y que está dispuesta a no darse un capricho ...