viernes, 29 de julio de 2016

Mis vacaciones de restaurantes buenos

Els Tomassets es un restaurante donde se come bien y no se paga mucho, sobre todo teniendo en cuenta la abundancia de sus raciones. Yo no esperaba tanto cuando entramos por entrar. Mi marido, en cambio, decía que se debía comer bien porque es un restaurante rústico y, según él, todos los restaurantes con estilo rústico dan bien de comer y no son caros. En este caso acertó, pero no siempre es así. 

También tengo que decir maravillas de los camareros. Son amables y te atienden rápido. Mi marido les dejó una propina de cinco euros. Estaba generoso. Yo no soy de dejar propinas. Creo que son los dueños de los locales los que deben pagar sueldos dignos, no los clientes dejar propinas. 

Los platos del Els Tomassets son de comida mediterránea. Había muchos arroces. Nosotros fuimos a comer. Pedimos un menú de 16 euros, que no es nada caro si comparas con los precios de la zona. Eso sí, las bebidas y los cafés nos los cobraron aparte. Nos trajeron varios entrantes: pan recién horneado con tomate, cigalas, gambas de Denia, embutido ibérico. Después vinieron unas raciones de mejillones, otras de pescaditos fritos y un arroz meloso que me encantó. Lo mismo puedo decir del postre de tarta de queso. 

Os recomiendo el restaurante Els Tomassets. Se come bien y no es demasiado caro. Es una pena que esté siempre hasta los topes. A la hora de la comida está que no cabe ni un alfiler y la hora de la cena también está lleno. La gente se apunta a la buena relación calidad precio del restaurante. No me extraña. Se nota que los productos que cocinan son de primera calidad, sobre todo los pescados. Está todo muy fresco. También ayuda a llenar el local que las raciones sean generosas. Por ejemplo, el arroz que te sirven en un cuenco por persona es como dos platos.