jueves, 7 de julio de 2016

Mis vacaciones más salvajes

Hace unas semanas estuvimos en el Pozo de los Humos, Masueco de la Ribera, en la provincia de Salamanca, un sito donde la Naturaleza está en estado puro. Está dentro del Parque Natural de los Arribes del Duero, un espacio natural que le encanta a mi marido. Yo no puedo decir lo mismo. Nunca me fueron los sitios asilvestrados. Soy muy urbanita. 

Se trata de una cascada natural que está en su esplendor entre diciembre y mayo. entre el frío, el agua abundante y el invierno quedas tonta mirando tanta Naturaleza. Parece irreal. 

Llegamos desde la localidad de Masueco de la Ribera. Es el camino más fácil para no perderte si no conoces mucho la zona, como es nuestro caso. habíamos estado en otra ocasión que fuimos con unos amigos desde Pereña, al otro lado del río, pero no recordábamos muy bien el camino. Por eso fuimos desde Masueco. Desde esta localidad tienes el camino muy bien señalizado. Nosotros subimos en coche. Mi marido quería ir andando, pero yo me negué y las niñas también. Somos unas grandes defensoras del deporte a coche. 

No nos acercamos mucho a la cascada. Me daba miedo que una de las crías se nos fuera al agua. Allí no se salvaba del final nadie que cayera por aquella cascada. Por eso optamos por hacer fotos desde los miradores construidos en madera que hay en las proximidades. 

Os recomiendo ir al Pozo de los Humos, Masueco de la Ribera en Salamanca. es un sitio ideal para los amantes de la Naturaleza salvaje. Puedes hacer senderismo sin perderte porque lo tienen todo bien señalizado. Otra ventaja es que no suele haber mucha gente. Yo pensaba que nos encontraríamos una multitud de turistas porque está cerca de la frontera con Portugal. Lo mejor son los miradores. Los tienes desde distintos altos en las localidades próximas. Lo peor es el miedo que mete tanta agua cayendo en cascada. ¡Hasta echa humo!