sábado, 6 de agosto de 2016

El hotel que más animó a mis hijas

En el Meliá Jardines del Teide no te aburres. Tienen muy buena animación tanto para niños como para adultos. A mí lo que me interesaba era la animación para niños. Mis hijas se entretienen mucho con los espectáculos que organizan para los más pequeños de la casa en los hoteles y a nosotros nos sirven para tener una cena romántica o un poco de tiempo para otro tipo de ocio. 

Bueno, lo de la cena romántica no nos fue muy bien. Fuimos al restaurante del Meliá Jardines del Teide y casi nos asamos. El aire acondicionado más que frío echaba calor. Yo empecé a quitarme ropa y casi acabo desnuda. No aguanto nada bien las temperaturas altas. 

Este hotel tiene cosas mejorables. Por ejemplo, la comida para celíacos de su restaurante. No es nada variada. Unos amigos nuestros que tienen una niña celíaca se quejaban porque la cría tenía que comer siempre lo mismo. Otra cosa mejorable son los servicios que te prestan según pagues más o menos. Es el caso de la piscina, de la buena. No todos los clientes tenían acceso. 

Nos dieron una habitación amplia. Me gustó. Lo que no me gustó fue el trato del personal. Nosotros no teníamos culpa de sus problemas laborales. Podrían ponernos mejores caras y no mirarnos como si fuéramos los causantes de su mala situación laboral. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar este hotel. En la zona hay hoteles mejores que el Meliá Jardines del Teide. Sobre todo hay hoteles más cerca de la playa. Nosotros íbamos a la playa en un autobús que pasaba por delante del hotel. Un lío. Mi marido no quiso alquilar un coche y yo sin playa no vivo. 

Es un buen hotel para personas con dificultades de movilidad. Tiene rampas por todas partes. Lo que debería tener también es más limpieza. En el cuarto de baño encontramos cucarachas. Tuve que comprar productos de limpieza para limpiarlo yo misma a fondo.