sábado, 15 de octubre de 2016

Restaurantes baratos en Madrid y en San Francisco



1


Gingerboy es un restaurante que te sirve la comida a domicilio en Madrid, cosa que yo valoro mucho porque soy de las que odian cocinar, sobre todo cuando hay que hacerlo para mucha gente. Es un restaurante de comida tailandesa, uno de esos restaurantes que te hacen quedar bien con los amigos por lo que tienen de raros. 

Lo que más nos gusta es el menaje en el que te traen las comidas. Recuerda los platos de las películas hollywoodienses de los ochenta. Mi madre siempre dice que nos hemos hecho clientes de este restaurante por los platos. Puede que tenga razón. 

Gingerboy nos ofrece comida tailandesa para llevarnos o para que nos llevemos desde su local de la bonita Plaza de Olavide chamberilera. No hace mucho tiempo que está abierto. Nosotros hará como dos años que somos clientes de este local de cool take away. Lo recuerdo siempre con unas colas tremendas que se forman en sus horas puntas y días de fiestas señaladas. 

En su carta encontraremos una amplia selección de sabrosos platos de comida asiática. De primeros platos ofrece sopas, ensaladas, rollitos y brochetas varias. Las ensaladas son muy originales. Las brochetas, en cambio, son más del montón y fuertes a más no poder para mi delicado estómago. 

A nosotros nos gustó mucho la Ensalada Hat Sald. También están muy bien los platos Mussuman, Panang o Green Curry si te gusta el picante. A mí no me gusta mucho, pero, de vez en cuando, como que apetece. 

No son platos tan baratos como los de otros restaurantes tailandeses. Si no hay carne de por medio, el preparado vegetariano os costará lo mismo que el de pollo. 

Os lo recomiendo. Es un restaurante que está muy bien para ir con niños porque tienen menú infantil. No está nada mal el menú infantil compuesto por tres platos que no pican en absoluto y que mis hijas devoran.




2


El Magnolia Gastropub & Brewery es un sitio muy agradable donde poder tomarse unas cervezas con los amigos cuando sales de trabajar. Nosotros solemos ir con cierta frecuencia porque tiene algunas cervezas de producción propia. También puedes comer algunas comidas americanas que merecen mucho la pena cuando tienes hambre. No hay nada que quite más el hambre que una hamburguesa doble o triple como las que sirven en este famoso local. De los desayunos tampoco hay queja; son como una comida de aquí. Muchos huevos con bacon y esas cosas grasientas que se meten entre pecho y espalda los estadounidenses. 

Este local está en pleno barrio hippie, muy cerca del mítico cruce de calles Haight-Ashbury. Es fácil de encontrar, sobre todo si conoces la zona tan bien como mi chico. 

Los camareros/as del local son muy amables en general y pueden recomendarte tanto la bebida como la comida que creen que te gusta más. Con mis gustos no suelen acertar. De hecho, yo paso de sus recomendaciones. Soy de las que siempre quieren lo contrario de lo que te aconsejan comer y/o beber. 

Os recomiendo muy mucho el Magnolia Gastropub & Brewery. Como os dije, está en 1398 Haight St 
San Francisco, CA 9411, Estados Unidos 
entre las calles Masonic Ave y Central Ave The Haight. Es una visita que no debe faltar al recorrer este barrio hippie. 

La comida es muy americana. Tienen muchas hamburguesas y toda esa comida basura que gusta tanto en América y que te acaba gustando peque hay que reconocer que engancha. Como dicen mis niñas, es comida blandita. 

El local no es lujoso. A mí me recuerda los bares de los barrios de cualquier ciudad española un poco grande. Lo que no me gusta nada es que esté siempre tan lleno. No sé si es que nosotros siempre vamos cuando está hasta los topes o que está así todos los días.