sábado, 15 de octubre de 2016

Viaje a la China profunda



El Tian Yi Hostel, Pingyao, me pareció un hotel muy chino. Estuve con mi chico en un viaje de trabajo suyo y de placer mío y fue una experiencia inolvidable. No me imaginaba una decoración tan de la China antigua. Era como volver atrás en el tiempo. 

Es un hotel que te sale a precio de chollo. Por ejemplo, el desayuno no estaba incluido en el precio, pero sólo te costaba dos euros y era un desayuno tan completo como el desayuno inglés que te ponen en muchos hoteles españoles centrados en el turismo extranjero. La verdad es que en China todo es barato para los occidentales. Para los autóctonos, no lo es tanto, lamentablemente. 

Este hotel está muy bien ubicado. Está en el centro del Pingyao medieval, en una zona muy bonita y bastante tranquila. el resto de la ciudad me pareció caótica. A nosotros nos llevaban y traían. ¡Menos mal! No hubiera podido conducir en medio de aquel caos de tráfico. Allí los coches se te echan encima. Es un desastre. Mi chico decía que era porque la ciudad es inmensa. Eso no tiene que ver. Lo que tiene que ver es que las autoridades no sean más estrictas con las normas de circulación. 

Nuestra habitación era una habitación muy china, como las que salen en las películas, las que tienen la cama con dosel y la decoración típica del país de la muralla. Me hubiera gustado que fuera más grande. Casi estuvimos como dos sardinas en lata. Yo soy de las que necesito espacio. Encima en el armario sólo cabía la ropa de mi marido. Mi ropa tuvo que quedar en las maletas. 

En todo caso, os recomiendo el Tian Yi Hostel, Pingyao, un hotel limpio, silencioso y ubicado en la zona más bonita de la ciudad. El personal es muy amable. Se esfuerzan por hablarte en inglés y se les entiende bastante bien a todos.