sábado, 2 de agosto de 2014

Cómo ahorrar electricidad en casa

¿Cómo ahorrar electricidad en el hogar? Esta pregunta se la hace mucha gente y cada vez más porque no dejan de subir el precio de la electricidad.
 
El costo de las facturas de energía es cada vez mayor en los gastos mensuales relacionados con los servicios públicos a causa de los aumentos de precios que, por desgracia, se producen de manera sistemática desde hace varios años.
 
Siguiendo unos sencillos consejos, tanto a corto como a largo plazo, es posible garantizar un ahorro de energía en el hogar realmente muy interesante.
 
En primer lugar, hay que valorar las energías renovables, que aunque puedan ser más costosas al inicio luego acaban siendo más rentables para nuestros bolsillos porque consumen mucho menos y duran mucho más tiempo.
 
Cualquier casa puede adquirir un sistema fotovoltaico. Sólo se necesita cubrir el techo con las células fotovoltaicas. Este tipo de sistema capta la luz solar convirtiéndola en energía eléctrica para uso inmediato y que es más que suficiente para las necesidades domésticas. En un hogar no es necesaria mucha electricidad y son estas células se cubre de sobras las electricidad que solemos gastar a diario.
 
El uso de las células fotovoltaicas permite que no consumamos absolutamente nada de energía no renovable así que eliminaríamos de nuestros gastos mensuales las facturas de la energía convencional. En pocos años puedes amortizar el gasto que tengas que hacer al incorporar las celular fotovoltaicas en tu hogar y a partir de allí sería como tener energía de una forma totalmente gratuita y de forma indefinida.
 
Ahora bien, si no quieres poner células fotovoltaicas en tu hogar o no puedes hacerlo por alguna razón aquí tienes una serie de consejos que te permitirán reducir el consumo de energía del hogar de manera eficiente.
 
En primer lugar, nunca dejes los aparatos en modo de ahorro si no se utilizan. Desenchufa los cables del todo porque sino siguen consumiendo energía. Es increíble la pérdida de energía que se produce en muchos hogares durante la noche sólo por no desenchufar como es debido los televisores, equipos de sonido, radios … muchos aparatos en standby consumen cantidades significativas de energía de una forma totalmente improductiva.
 
Otra forma de reducir el consumo de energía es apagar las luces cuando no se está en una habitación, y por esta razón, puede ser una buena idea para comprar las  luces llamadas "luces inteligentes",  equipadas con sensores capaces de detectar los movimientos de cuando hay alguien dentro de la habitación, y encenderse o apagarse dependiendo de si nota la presencia de alguien o no.
Es casi una obligación eliminar del todo las viejas bombillas incandescentes. Es mucho mejor optar por las lámparas halógenas y lámparas fluorescentes de bajo consumo.
 
Cuando compres un electrodoméstico siempre es mejor comprobar la eficiencia de energía del electrodoméstico que elijas. Los que tienen la marca de A + y A + + son los más recomendables.
 
En caso de los ordenadores, lo mejor cuando no se usan es ponerlos en modo ahorro y oscurecer siempre la pantalla cuando estés presente. Además si lo tienes conectado a la corriente puedes quitarle la batería para evitar un despilfarro. Aunque suene contradictorio a lo que he mencionado antes, en los ordenadores es mejor el estado de hibernación si lo usas a menudo porque encenderlo y apagarlo consume mucha energía, pero si lo usas poco mejor es apagarlo del todo, desenchufarlo. Esto depende del uso que le des.
 
Cuando uses lavadoras y lavavajillas hazlo siempre a plena carga. No pongas una lavadora si no tienes suficiente ropa para lavar porque malgastarás agua, electricidad y tiempo.