lunes, 22 de septiembre de 2014

Como encontrar pareja en Nueva York

Cuando uno está sin pareja y desea encontrar una en Nueva York, hace algo que hemos hecho todos para encontrarla: conocer gente. La manera de conocer gente es bastante variada y hoy ahí no voy a entrar, pero se trata de, en la medida que conoces a alguien y te gusta, ver si lo que experimentas con esa persona te hace cubrir esas necesidades o no.

 

¿ y qué pasa cuando no?

 

Resulta que conozco a una persona, me encanta, mucha química y todo lo que tú quieras pero yo tengo una necesidad de seguridad enorme y veo que está con el "wasap" mientras ceno con él en el restaurante y me pone muy nerviosa, y desearía que no lo hiciera.

 

¿ Es una cita ya perdida? Por supuesto que no.

 

Creo firmemente que si empezáramos unos a otros a pedir y a informar de nuestras necesidades y de los deseos que elegimos para que se satisfagan ,el mundo de las relaciones sería mucho mejor.

 

En el caso del ejemplo, antes de hacer valoraciones acerca de lo maleducado que es esa persona o no o de que está flirteando con alguien, se trata de examinar el hecho tal y como es ( está en el wasap mientra hablamos en la cena) y de ver qué me molesta y por qué. Y actuar. Y una cosa que podemos hacer es comunicar a esta persona que a ti eso no te gusta.

 

Sin juicios morales, sin "no hay" " debes de " " eso no es normal" "no se puede tal" simplemente le dices que a ti eso no te gusta porque no te sientes seguro o cómodo.

 

Ante estas situaciones, pueden ocurrir dos cosas, una ( la más frecuente) que la persona acceda a tu deseo ( si se lo pides sin exigencias) o dos, que te diga que no.

 

Si te dice que no, pienso que antes de dejar a esa persona colgada en el restaurante podíamos averiguar las razones por las que te dice que no. Lo digo porque en la mayoría de los casos ese NO proviene de intuir una amenaza o exigencia que no nos gusta nada a los seres humanos.

Así, aunque tú hayas ido con una intención clara de no exigir nada, la otra persona, habituada a otro tipo de conversaciones, puede que haya recibido un reproche y esto es un buen momento de explicarle de nuevo el motivo por el cual tú le pides eso.

 

"Parece que has oído un reproche, y no es así, me gustaría decirte que es una necesidad mía , pls dime qué necesitas oír para que no oigas una queja".

 

La otra persona tiene también sus propias necesidades. Recuerdo una vez una clienta en este caso, que se enteró luego que estaba esperando el resultado de una operación de un familiar, y por eso estaba al tanto del móvil( ¡cosa que pudo comprobar leyendo los mensajes después!) así que decidieron que el teléfono se quedaba al lado y lo miraría solo de vez en cuando y ambos contentos, pero si esta conversación no se hubiera producido tal vez el desenlace hubiera sido otro peor.

 

Cuando salimos con personas, conviene experimentar estas cosas, ver hasta que punto una persona va a contribuir a nuestros deseos, valores y necesidades. Hay muchas maneras de contribuir a una necesidad tuya, como sabes, y se pueden negociar la mayoría. Creo que la clave está en no enfocarnos en una sola manera.

 

Imagínate que mi cliente, el día de la cena y de la operación del familiar, hubiera decidido que " si no deja el teléfono no está interesado , aunque estén operando a su tía",esto es un juicio moral que te acaba apegado solo a UNA estrategia, y es muy peligroso. Porque ...¿ qué pasa si te dice que no?

 

Pues pasa que, aunque esa persona te guste y pueda valer para ser tu futura pareja, le has quitado todos los puntos del carné solo en una jugada.

 

Y , en serio, hay muchas maneras de contribuir tus necesidades. Uno puede besar, dar la mano, charlar en el sofá, mandar un mensaje, regalar un bolso, invitar al cine o llevarte al aeropuerto para demostrar afecto. No nos quedemos solo con una estrategia específica porque nos quita candidatos.

 

También puede ser que esa persona que está contigo no satisfaga la mayoría de tus deseos y eso te hace sentir inseguro porque deseas otras demostraciones.

 

Comunica muy bien tus preferencias sin enfrascarte solo en una y sé lo suficientemente flexible como para aceptar las preferencias de los demás. Marca unos límites bien definidos por donde no pasarás porque tu seguridad está en juego y decide....y decide no porque esto está bien o mal o porque es conveniente o no...decide pensando en tus necesidades y teniendo en cuenta que hay muchas maneras de cubrirlas.