martes, 14 de octubre de 2014

Un hotel en el centro de Nueva York más cómodo que mi piso

 No hay nada más cómodo que vivir en un hotel. Te lo dan todo hecho y te ponen buena cara. He pasado unos días en el Row NYC Hotel mientras una empresa de limpieza me ponía como los chorros del oro mi piso. Las limpiezas a fondo siempre se las contrato a una empresa. Yo no soy una esclava.

 El Row NYC Hotel está cerquita del Central Park. Puedes ir andando a todos los sitios que merecen la pena en la Gran Manzana. Yo no salí mucho. Fui de tiendas en la zona comercial que tienen dentro del hotel. Me sobraron sus locales para fundir la tarjeta.

 También pasé mucho tiempo en el bar que tienen en una entreplanta. Allí hacen unas veladas musicales en directo que quitan el hipo. La música en directo es mucho mejor que la música enlatada que ponen en la radio. Estaba el bar que no cabía un alma más. No me extraña porque la cantante negra que tuvieron los días que estuve yo en el hotel se dejaba las cuerdas vocales cantando.

 El Row NYC Hotel está en un edificio antiguo, pero su decoración es moderna. En mi habitación había tres camas. Dormí en las tres. Cada día me metía en una. El cuarto de baño tenía los sanitarios nuevos. Menos mal. Yo odio los cuartos de baños que tienen la bañera como si la hubieran apañado de una chatarrería.

 Seguiría en el Row NYC Hotel, pero hay que volver a casa. Mi piso ya está limpio y una no es millonaria.