miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cómo disfrutar París

El Hotel du Collectionneur Arc de Triomphe es un hotel que pone París a tus pies gracias a su excelente ubicación. Es un hotel de estilo Art Déco que queda a 10 minutos de caminata sin prisas de la avenida de los Campos Elíseos. Se encuentra a 400 metros de la estación de metro Courcelle. Puedes ira andando a todos los sitios de interés de la capital de Francia. 

Otras ventajas son el precioso spa, un centro de fitness y aparcamiento más que suficiente para todos los huéspedes. 

A nosotros nos dieron una habitación amplia con un buen aire acondicionado, TV LCD, un minibar bien surtido, caja fuerte, armario grande, una mesa con sillones que quedaba casi como un pequeño saloncito dentro del cuarto. 

La habitación era luminosa, pero no me gustaba mucho la decoración. Yo le hubiera sacado los cuadros que tenía en las paredes. Quedaban como pegotes. Sin los cuadros la decoración hubiera sido más chic. 

El cuarto de baño era sumamente elegante. Tenía una bañera que parecía una piscina de lo grande que era. la ducha también estaba muy bien dentro de su mampara. En el baño nos dejaron un secador de pelo y albornoces. 

Tuvimos la gran suerte de que nos tocó una de las habitaciones que tienen terraza privada con vistas a París. Como os dije, me sentí como si tuviera a París a mis pies. fue una sensación inolvidable. 

Para tomar unas copas nos dejamos caer por el bar del hotel, el bar Purple, que sirve bebidas bastante originales. También fuimos al restaurante, un restaurante francés que prepara especialidades tradicionales francesas que están para chuparse los dedos. 

Nuestra habitación no era de las mejores del hotel. Las mejores son las habitaciones executive ofrecen acceso al salón executive, que incluye desayuno, refrescos durante todas las horas del día y cócteles por la noche gratis total. 

Os recomiendo el Hotel du Collectionneur Arc de Triomphe, un hotel que está muy bien para pasar unos días románticos con tu chico en París. Tienen todo muy limpio y el hotel es tranquilo. Las habitaciones están muy bien insonorizadas. Quitando los cuadros de nuestra habitación, todo estaba perfecto, sobre todo el cuarto de baño.