sábado, 20 de febrero de 2016

Letizia con los labios pintados de rojo naranja

El Clinique Labial Chubby Stick es el labial que pone brillo y juventud a mis labios. Lo venden en unos colores muy desenfadados, muy joviales, en esos tonos que te apetece poner tanto en verano como en invierno. Últimamente, me decanto por los tonos rosas. son unos tonos que te ponen la eterna juventud en la cara. 

Es un labial que tiene una textura ligera y cremosa. Da gusto pasarlo por los labios. También tiene una buena pigmentación. No es de esos labiales que se te van al par de horas. Este labial aguanta horas y horas en tus labios sin necesidad de que hagas mucho retoque. 

Noto que el Clinique Labial Chubby Stick me deja los labios bien hidratados. En invierno suelo ponerme una vaselina antes de pintarme los labios. Con este labial no la necesito. Es como si el labial se fundiera con la piel de mis labios. Me deja los labios pintados de una manera muy natural. 

No me extraña que sea tan bueno porque en su composición leva Manteca de karité, Manteca de semilla de mango, Aceite de semilla de Jojoba, 
Aceite de semilla de hierba de la pradera, Aceite de semilla de girasol, Aceite de olive hidrogenado. Pese a llevar tantos aceites no es nada pringoso el labial. Para mí es perfecto. 

Os recomiendo este Clinique Labial Chubby Stick que venden en unos diez tonos. El último que compré es el Mega Melón, un tono naranja que me queda que ni pintado. Puede parecerte un color poco adecuado para el inverno, pero no lo es. Yo me he pintado los labios con este color anaranjado el otro día que llovía a mares. No hay nada mejor que un labial alegre los días de lluvia e invierno. 

La única desventaja que tiene es el precio. Cuesta 19 euros cada barra. Es mucho dinero, pero, cuando te gusta un labial, pagas eso y más.