jueves, 19 de enero de 2017

Mis vacaciones más románticas



1


Un sitio para tomar unas copas de altura en Sevilla es la Terraza del Hotel Inglaterra, Sevilla. Desde allí tienes unas vistas preciosas de la ciudad. Yo la descubrí gracias a unos amigos de mi marido que son clientes habituales de este local. Fuimos con ellos un día que estábamos en la capital en andaluza y repetimos varias veces. 

Me llamó la atención que no fuera nada caro tomar una copa en comparación a los precios de otros bares. Te cobran por una copa de ginebra nueve euros. Por la misma copa me tienen cobrado hasta quince euros en Sevilla. no me extraña que tengan tanta clientela. Los precios arreglados y las estupendas vistas les llenan el local hasta los topes. 

La terraza es grande. Ocupa los altos de todo el edificio. Tienes mesas bajas y taburetes. Yo soy de las que siempre me subo al taburete. Una buena copa se disfruta más en un taburete de barra que sentada en una mesa. 

Mi marido quiere ir siempre, incluso cuando refresca. Dice que le gusta tomar una copa viendo los monumentos más famosos de Sevilla, desde la Catedral y la Giralda, hasta la Torre de la Plata, la Torre del Oro, o las famosas Setas. 

Os recomiendo tomaros unas copas en la Terraza del Hotel Inglaterra, Sevilla . También os recomiendo ir cuando hace buen tiempo. Es cuando realmente disfrutas del local. Es una pena que algunos días calurosos esté hasta los topes. Hay días en que no encuentras ni un taburete libre. Parece que toda Sevilla se sube a la terraza. 

El personal es muy amable y profesional. Te atienden rápido tanto a la hora de servir las copas como a la hora de cobrarlas. Incluso te recomiendan algún cóctel que piensan que te gusta. Conmigo siempre han acertado. Con mi marido, en cambio, no suelen acertar mucho. Es de gustos raritos a la hora de beber.




2


Mi hermana cuando se casó fue a hacerse las fotos de la boda en el Huerto de Calixto Y Melibea. No es la única que elige este precioso jardín para hacer las instantáneas del que se supone que es el día más feliz de su vida. siempre que vamos por allí, como coincida en sábado, encuentras parejas de recién casados posando para el fotógrafo. 

Es un jardín con muchos árboles y flores que se encuentra en el casco histórico de Salamanca. Desde allí hay unas preciosas vistas del río Tormes. Es el jardín ideal para ir a pasear con tu pareja en plan estamos enamorados para toda la vida. Como dice mi marido, si no estás enamorada te enamoras. Lo que no me gusta es que sólo tenga una entrada. Es una entrada bonita, con un arco tallado en piedra, pero debería tener más. a mí los jardines cerrados que sólo tienen una puerta me dan algo de claustrofobia. 

Otra cosa que no me gusta es que tiene zonas algo selváticas. Los jardineros cuestan y los trabajos de jardinería parece que se espacian en el tiempo. Yo le cortaría algo los arbustos y podaría los árboles para que tuviera más luz. El ramaje lo hace un poco sombrío, sobre todo en los días oscuros. 

En todo caso, os lo recomiendo. Si vas a Salamanca, no debes dejar de visitar el Huerto de Calixto Y Melibea. A mí siempre me recuerda a los dos enamorados protagonistas de La Celestina. No me extraña que se enamoraran en unos parajes tan preciosos. Mi hermana va todos los años coincidiendo con el aniversario de su boda a sacarse más fotos. No debería hacerlo porque es como fotografiar la vejez. En unas fotos se ve más joven y, según van pasando los años, se ve más vieja en el mismo sitio. Tiene fotos hasta con otras parejas que van a sacarse sus primeras fotografías de casados.