domingo, 5 de julio de 2015

Un museo para hombres guerreros

Siempre digo que hay museos de todo, hasta de batallas más recordadas en los libros de Historia que en la memoria colectiva. Tal es el caso del Museo de la Batalla de Almansa, Albacete, que es uno de los puntos de interés cultural de la Comunidad Autónoma de Castilla - La Mancha. 

Esta batalla tuvo lugar el 25 de abril de 1707 y determinó un nuevo rey en la monarquía española, Felipe V, el monarca que salió victorioso de dicha batalla que enfrentó sus tropas a las del archiduque Carlos. 

Nuestra visita a este Museo de la Batalla de Almansa me sirvió para recordar datos que tenía casi olvidados como, por ejemplo, que el frente de la batalla fue de casi siete kilómetros. En el muse encuentras objetos de la época y recreación de la contienda con imágenes. 

Reproducen en el museo el famoso cuadro de la Batalla de Almansa que está en las Cortes Valencianas, pero es propiedad del Museo del Prado. En el museo hacen una introducción al escenario de la batalla, en el Parque Cultural de Almansa. En dicho parque hay lugares por los que parece que no ha pasado el tiempo: molinos, edificios que aparecen en el cuadro. Mis hijas y mi marido se entretuvieron sacando fotos a todo lo que le recordaba la pintura. 

Tal vez no parezca un museo muy recomendable para llevar a dos niñas de corta edad. Y no lo creo así. Los niños deben saber cuanto antes que la gente hizo guerras desde siempre. La Batalla de Almansa es una de las más importantes de la Historia de España. Fue la que determinó un cambio de dinastía. 

También os recomiendo visitar la biblioteca del museo. Es una biblioteca especializada en la Batalla de Almansa. Cuando fuimos nosotros había varios investigadores rodeados de pilas de libros. 

Otra cosa interesante es la enorme maqueta de la ciudad de Almansa que se encuentra en este museo. Es una maqueta de la Almansa de hace 300 años. Entre la maqueta y los objetos que se exponen puedes imaginar la vida de la gente de entonces.