domingo, 11 de octubre de 2015

La tablet más chic para una chica chic

La Acer Iconia W510-27602G06ASS está entre una tablet y un portátil. Justo por eso la compré. Quería tener un dispositivo que me sirviera a modo de tablet y que también lo pudiera utilizar con un teclado físico porque los teclados que aparecen en pantalla me agobian bastante. Prefiero sentir unas teclas de verdad debajo de mis dedos. 

También quería un dispositivo en el que pudiera ver bien vídeos. Esto es así en esta tablet de Acer. 

Cuenta con una cámara web en la parte de delante. En la parte de atrás de la pantalla está la cámara de 8 megapixeles que nos va a permitir hacer fotos de alta resolución , y junto a ella el flash LED y el indicador que veremos encendido cuando al cámara está activa. 

No es mucho trasto. Sólo pesa 589 gramos. Bastante menos que el ordenador portátil que solía llevar encima cuando viajaba. Esta tablet me ha ahorrado peso en el equipaje. Tampoco es muy gruesa. Su grosor es de 8,9 mm. Sus medidas son de 18,7 x 25,9 x 1 cm. Es, pues, bastante manejable. 

Me gusta su diseño, en colores blanco y plata que está a años luz del feísmo de las tablets negras, que me tienen más que cansada.

Os la recomiendo. La tablet tiene unas buenas prestaciones y un diseño moderno que invita a comprarla nada más verla. Lo mío con esta tablet fue amor a primera vista. 

Cuenta con pantalla multitáctil con Gorilla Glass, con más resistencia a todo tipo de golpes. La resolución es de 1366 x 768 pixeles con tecnología LED (retroiluminación). La tocas suavemente y responde. 

Sus procesadores que hacen que la navegación sea rápida, sobre todo a la hora de reproducir contenido multimedia, en especial vídeos. Tiene un rendimiento muy bueno en los juegos de gráficos muy desarrollados. 

Yo sólo le encuentro ventajas. Por eso os recomiendo muy mucho esta tablet con 10,1" y con 2GB de memoria RAM y una capacidad de almacenamiento de 64 GB. Está muy bien. Es una pena que sea un poco cara. Me costó 629 euros.