miércoles, 9 de diciembre de 2015

Cómo hacer un sandwich sabroso

La sandwichera George Foreman 12044-56 te vale para hacer los sandwiches de uno en uno. Dos no caben, a no ser que los hagas pequeñitos como los hace mi cuñada para los niños. 

Es muy corrientita con sus 700 watios de potencia, que se te pueden quedar cortos si quieres darle un uso más profesional en un bar, por ejemplo. Cuenta con una parrilla superior y con otra parrilla inferior ambas con una superficie de doble capa antiadherente. Esto no quiere decir que no debas limpiarlas tras cada uso. Por muy antiadherentes que sean los restos de los alimentos siempre se les pegan algo. 

En la parte superior puedes calentar panecillos con una tapa de plástico. Te los calienta rápido. Es lo que hago yo cuando nos preparamos un desayuno de pan caliente. Nos gusta mucho a todos en casa. 

Esta sandwichera tiene una bandeja que recoge muy bien la grasa y también te la venden con una espátula que puedes usar sin temor a que rompa porque es resistente al calor. 

Para ponerla a funcionar sólo la tienes que enchufar. Entonces se le enciende una luz que se le apaga cuando está caliente y lista para usar. No sólo puedes hacer sandwiches. También la puedes usar como grill. La carne te la hace bastante seca, cosa que a mí no me gusta nada. La ventaja es que la hace en un plis plas. 

Nosotros la usamos básicamente para hacer sandwiches. También los hace rápido y salen tostados y sabrosos. 

Os recomiendo, pues, la George Foreman 12044-56. Es mejorable, pero no está nada mal porque su rapidez lo compensa todo. Otra ventaja es lo resistente que sale. ¿Y su precio? Nos costó 36 euros. No me parece cara dados los buenos resultados que nos está dando.