miércoles, 30 de diciembre de 2015

Cómo hacer unas pastas artesanas en 15 minutos

Reglero es una marca que ofrece unas deliciosas pastas y galletas en cajas que ya compraba mi madre cuando yo era pequeña. La última caja que les compré es la de las Pastas artesanas surtidas de Reglero. 

Las pastas que vienen en esta caja son de distintas formas. Las hay tipo nevaditos, galletas de mantequilla que te hacen la boca agua, rosquillos con una capa de chocolate blanco delicioso, pastas con forma de estrella... Lo malo de estos surtidos es que siempre van quedando en la caja las que no nos gustan tanto. Yo esto lo arreglo no abriendo otra caja hasta que no se termina hasta la última galleta la caja anterior. En eso soy inflexible. 

Es una pena que no todo el mundo pueda comer estas pastas artesanas de Reglero. Contiene gluten, huevo, cacahuete, soja, leche y frutos de cáscara. Si el fabricante, le quitara al menos lo del gluten las vendería mucho mejor. En mi casa las podemos comer todos, pero no puedo decir lo mismo de algunos amigos nuestros a los que no se las puedo servir porque son intolerantes al gluten. 

El envase está muy en la línea de los envases Reglero. Es una caja rectángula en colores rojizos que tiene la foto de las pastas en su parte delantera. Ves el envase y se te abre el apetito. Por eso en mi casa se terminan tan pronto. Un buen envase ayuda mucho a vender el producto. 

Dentro de la caja vienen las pastas en un contenedor de plástico que las ordena por formas. Mi madre rellena los huecos de las galletas que se le terminan con otras que compra a granel. No es lo mismo, pero es una idea que viene muy bien para ahorrar en Navidad y en otras fechas. 

Os recomiendo las Pastas artesanas surtidas de Reglero. Son deliciosas y están muy bien de precio. La caja de 400 gramos cuesta 2,99 euros. Por ese dinero no compras ni unos polvorones decentes.