sábado, 2 de abril de 2016

Mis vacaciones con saco de dormir

Me gustan los sacos de dormir grandes. Nunca fui capaz de conciliar el sueño dentro de un saco de dormir que me queda como un guante. Por eso compré el Ohuhu OH-08 Saco de Dormir, que es un saco amplio, en el que me siento casi como en una cama. Es ideal para llevarlo a los campings. 

La desventaja de sus dimensiones es que te lleva tiempo recogerlo, doblarlo bien y guardarlo. Es lo que menos me gusta, pero una tiene que aguantar esta desventaja para disponer de un saco de dormir en el que puedes dormir sin estrecheces. 

Se supone que es un saco para que se metan dos personas. Trae dos almohadas. Yo lo uso sola. No aguanto que otra persona, ni siquiera mi chico, se meta conmigo en un saco de dormir. 

El saco es de color gris con algo de azul marino. No es nada femenino. Yo lo quería en otros colores, pero no había. Es de Ohuhu, una marca que cada día se está abriendo más hueco en el mercado. Tiene buenos productos. Este saco de dormir, por ejemplo, da muy buenos resultados. Es resistente y calentito. 

Es impermeable. No te mete nada de agua aunque llueva y te entre la lluvia en la tienda de campaña. Este saco está fabricado en poliéster con el forro relleno de algodón. Por eso es tan calentito. 

Os lo recomiendo. El Ohuhu OH-08 Saco de Dormir es perfecto. Como os decía, la única desventaja que le encuentro es que no lo vendan en más colores. En gris y azul marino no resulta nada femenino. 

No es muy barato. Me costó 80 euros. En mi caso, fue pagar bastante porque poco vamos de camping. Tardaré en amortizarlo. Espero que me dure varios años. He tenido sacos de dormir que me han durado en buenas condiciones cinco o seis años.