miércoles, 15 de junio de 2016

Mis vacaciones más relajadas

1

Las Arenas Balneario Resort es un hotel maravilloso. Nosotros buscábamos un hotel con spa para pasar unos días a lo grande sin las niñas. En este hotel encontramos todas las comodidades que buscábamos. 

Es un 5 estrellas con una ubicación estupenda. Está frente al mar y tiene un acceso directo a la playa de Las Arenas de Valencia. Otras ventajas que destacaría del Hotel Las Arenas Balneario son un spa de lujo y las dos piscinas al aire libre abiertas en temporada y rodeadas de cómodas tumbonas, más que suficientes para todos los huéspedes. No tuvimos problemas para encontrar tumbona libre. 

Me gustó la decoración del hotel. Era muy elegante y toda ella en tonos neutros. El tipo de decoración que me hace sentir como en casa. 

Nuestra habitación era amplia, con unas vistas estupendas al mar, una terraza muy mona, conexión Wi-Fi gratuita y un buen televisor de pantalla plana de 32 pulgadas. Daba gusto ver la tele. Mi marido no se perdió ni un partido. El televisor era mejor que los que tenemos en casa. 

Nos quedamos a comer y a cenar en el hotel. El restaurante Sorolla sirve cocina tradicional con un toque creativo que hace los platos más apetitosos. Una se cansa de comer siempre lo mismo. No es el caso en este restaurante. Te sorprenden con variaciones de la cocina tradicional levantina. También estaba muy bueno el desayuno bufé. Nos sirvieron unos zumos que olían a naranja recién exprimida. Notabas que estabas en Valencia. 

Algunas tardes tomamos aperitivos ligeros en el bar junto a la piscina con unos amigos que estaban alojado en el hotel. Estaban muy apetitosos. 

Lo mejor del hotel es el spa, uno de los mejores que he conocido. El spa de Las Arenas Balneario Resort cuenta con una piscina cubierta climatizada con vistas a los cuidados jardines del hotel. Yo me apunté a los masajes y a algún tratamientos de belleza que no era muy caro, aún siéndolo. Me gusta darme este tipo de caprichos. Mi marido fue todos los días al gimnasio. 

Poco salimos. El hotel está tan bien que no te apetece ir a explorar los alrededores, sobre todo si eres tan casera como yo. Sólo fuimos al Palacio de la Música y hasta el puerto de la Copa América. Quedan muy cerca del hotel. 

Os recomiendo este hotel. Está muy bien comunicado con el resto de la ciudad. Puedes ir en metro o en autobús hasta donde quieras. Hay dos estaciones de metro y muchas paradas de autobús cerca de la puerta del hotel.

--------------------




2

La Casa Rural Finca Isabel en Lanzarote es una casa rural estupenda para pasar unos días en familia. Es tranquila, es cómoda, está bien cuidada, está limpia, tiene un jardín muy bonito. Sólo le encuentro ventajas. 

Nosotros estuvimos un fin de semana largo con las niñas y con mi suegra. No nos salió la estancia cara. Mi suegra nos cocinó todas sus exquisiteces en la cocina de la casa. Así nos ahorramos una pasta en restaurantes. La cocina me recordaba mucho a la cocina de la casa de mi abuela. Sencilla, pero no le faltaba una vitro y un microondas decente. 

La Casa Rural Finca Isabel se encuentra en el centro de la isla de Lanzarote, a unos cinco minutos en coche de San Bartolomé. Es una casa dividida en varios estudios y apartamentos situados alrededor de una piscina al aire libre en forma de cueva, una piscina que les llamó mucho la atención a mis hijas. No las sacábamos de la piscina. Nuestro apartamento tenía una terraza privada con zona de barbacoa. Pudimos preparar el churrasquito como si estuviéramos en una casa de campo propia. 

Esta casa rural está muy bien, pero podría estar mejor. Por ejemplo, el complejo dispone de una zona con conexión Wi Fi gratuita, un fax, un escáner y una impresora para uso de los huéspedes. Yo eché en falta que todo eso fuera de uso privado. Es decir, que tuviéramos wi fi gratis en nuestro apartamento. No me gustan los servicios comunitarios. Me hacen sentir como si estuviera en un colegio. 

Nuestro apartamento tenía paredes volcánicas originales. Son como las paredes normales. También tenía un buen ventilador, un sofá en el que podías dormir, un televisor de pantalla plana vía satélite que no era gran cosa. 

En el baño nos dejaron un secador de pelo y un albornoz enorme. Hasta a mi marido le quedaba largo y flojo. Debieron comprarlo de talla gigante para que nadie se lo usara. 

La cocina, como os dije, no era muy moderna, pero tenías lo que necesitabas. Había nevera, microondas y cafetera. Los electrodomésticos se veían algo usados. 

Hay aparcamiento gratuito en esta casa rural. Nos vino bien porque habíamos alquilado un coche. El aeropuerto de Lanzarote y Arrecife se encuentran a veinte minutos en coche de la Casa Rural Finca Isabel. Una casa rural que os recomiendo. Nosotros pasamos unos días inolvidables en ella.