domingo, 21 de diciembre de 2014

Atrévete a ser madre soltera

 Lo mejor que puede hacer una mujer es quitar al hombre de casa y atreverse a ser madre soltera. Los hijos no necesitan padre sino dinero. Si tienes pasta,como la guapa Esther Cañadas, te puedes permitir montar un hogar de madre soltera. Un hombre en casa siempre es un problema. Los hombres son agresivos pro naturaleza y más que una ayuda son un problemón.

 La niña de Esther será feliz. Vivirá sin temores a que se abra la puerta de casa y entré el papá macho con la temperatura variable. La mayor parte de los días vendrá con un humor de perros. Si ha tenido problemas en el trabajo, dará voces en casa. Si no gana su equipo de fútbol, le gritará a la esposa. Si no le llega el dinero, insultará a la mujer. Si entra en la crisis de los cuarenta años, gastará el sueldo en las tragaperras del bar de la esquina.

 Mejor no tener marido. Felicito a las mujeres que, como Esther Cañadas, se atreven a ser madres solteras. Están apostando por su felicidad y por la felicidad de sus hijos.