miércoles, 31 de diciembre de 2014

Xon's Platja Hotel en Girona: un hotel cutre

El Xon's Platja Hotel en Girona es un hotel que no vale la pena. Yo estuve allí con unas amigas porque una de ellas iba a hacer una despedida de soltera que duraba varios días y no me quedaron ganas de volver. 

A mis amigas no les importaba la sencillez y cutrez de las habitaciones porque la playa estaba cerca. Yo me horrorizaba cada día. Estuve dos días y fueron para mí como dos siglos. 

La cama era tan sencilla que parecía que se iba a romper en cualquier momento. Era una cama con cabecero de madera y duro colchón de muelles. A un lado de la cama había un sofá con una funda que había conocido tiempos mejores. Lo mejor de la habitación eran las vistas. Tenía unas vistas preciosas al mar. 

El cuarto de baño era todavía peor que la habitación. Los sanitarios se veían tan antiguos que parecían estar siendo usados desde la década de los sesenta del pasado siglo XX. 

La cocina era igual de sencilla. El nuestro era un apartamento de dos habitaciones en el que nos apelotonábamos cuatro chicas. No le recomiendo los apartamentos de este hotel a ninguna familia y mucho menos los recomiendo para unas vacaciones románticas en pareja. La cutrez acaba con el romanticismo. 

Por el parking nos quisieron cobrar 11 euros. Yo dejé mi coche fuera. No le encontraba sitio a la puerta del hotel, pero sí unos cuantos metros más abajo. No hacía falta pagar. Además la zona es tranquila. a mí no me robaron el coche y a otra amiga que también lo dejó fuera tampoco. 

La comida la hicimos nosotras. Compramos lo que necesitábamos en un supermercado que hay allí cerca. Una de mis amigas bajó al buffet a comer y no quedó contenta. La comida era muy de bar de barrio, mucha fritanga y ningún plato sano. 

No os recomiendo ni os dejo de recomendar el Xon's Platja Hotel. Para unas vacaciones baratas con amigos o amigas vale. Para otra cosa me parece demasiado cutre.