domingo, 7 de diciembre de 2014

Como comer en Madrid como en Nueva York

El Roll Madrid, Madrid, es un restaurante de gastronomía norteamericana, en concreto gastronomía de los Estados del sur de EEUU. Está en el barrio de Malasaña, en la calle Amaniel, 23. 

Lo que es la fachada de este restaurante no te llama nada la atención. Es muy sencilla, con un sencillo rotulo con el nombre, un ventanal amplio a juego con los techos altos de su interior. 

Tiene una decoración vintage atractiva: lámparas, faroles, sillas distintas, alacenas, cuadros, columnas blancas y un suelo igualito a los tableros de ajedrez. 

A mí me gusta, sobre todo por la música de fondo que ponen. Es una música que me relaja. 

Suelo comer en la planta de arriba. La planta de abajo es más pequeña y menos tranquila. 

Al Roll Madrid voy muchas veces sola. Suelo pedir un gratinado de langostinos y el delicioso búfalo o el pavo asado que está igual de bueno. Lo que no me gusta nada es el rosbif. Lo ponen poco hecho y a mí me gusta bien pasado. 

El postre que más me gusta de este restaurante es el pastel de frutas de temporada. Está buenísimo. Mi marido vino una vez conmigo y pidió tarta de zanahoria. No le gustó nada. Otros postres que sirven son el roll brownie con plátano y crema de cacahuete y el New York Cheesecke con Jengibre. 

Os recomiendo el Roll Madrid, Madrid. Es un restaurante bastante tranquilo. En la planta superior estás mucho más cómoda. Los platos son bien completos. No es un restaurante, pues, del que salgas hambrienta. A mí me gusta mucho para comer por la semana cuando estoy sola en Madrid. Por 10,90 euros como el menú del día. En el Roll Madrid, Madrid, te ponen unas hamburguesas americanas cien por cien. Las sirven con unas patatas nada grasientas.