jueves, 13 de noviembre de 2014

Trucos para mantener la casa caliente en invierno

Parece que ahora sí hemos dejado el "veroño" atrás y el frío ha llegado para quedarse. Es hora de poner la calefacción en marcha… pero hay otras formas de mantener la casa caliente durante más tiempo que supondrán algo de ahorro en la factura del gas o de la luz. 


1. Papel de Aluminio

Una forma de evitar la pérdida innecesaria de calor de los radiadores, en particular de los que están anexos a muros exteriores, es utilizar el calor de reflexión del papel de aluminio detrás del sistema. Esto evita que el calor desaparezca a través de la pared al reflectarlo de vuelta a la habitación.


2. Cortinas gruesas

Son una de las principales formas de proteger la casa de la pérdida de calor a través de las ventanas. El truco es usar cortinas con un forro térmico es una opción relativamente barata. 

Si no quieres gastar en nuevas cortinas, puede cubrir las existentes con materiales como polar (fleece) barato. 

No sólo en las ventanas se pueden usar cortinas. La colocación de ellas delante de la puerta de entrada hacia el exterior agrega otra capa de protección.


3. Luz del sol

La luz natural es gratis y ayuda bastante a calentar la casa. Es importante tratar de utilizar la mayor cantidad de calor natural, a través de la luz solar. Las persianas y cortinas deben mantenerse abiertas durante el día pero, una vez que el sol se pone, cierre las cortinas. Así logrará maximizar el potencial de tu casa para retener ese calor.


4. Pequeñas corrientes de aire

Muchas corrientes de aire vienen a través de pequeños huecos. Entonces, vale la pena poner una barrera adicional en esos puntos donde se cuela el aire. Es sorprendente cómo incluso una pequeña ráfaga de aire puede hacer que una habitación esté mucho más helada!


5. Mantenimiento de los radiadores

Podríamos decir que es el punto más importante. Una manera de ahorrar energía en invierno tiene que ver con el mantenimiento de los radiadores, tanto por dentro con la purga anual (que deberíais estar haciendo ahora antes de que se enciendan las calefacciones en una semana) como por fuera, con una limpieza exhaustiva.


6. Las mantas 

Por último, aunque la calefacción es importante, echar mano de una manta siguen siendo fundamental. Recordad que ellas son las que más os van a ahorrar, sobre todo en las últimas horas del día y por supuesto durante la noche. Venga, que levante la mano el que no tenga una mantita en el sofá!